Registrarme
Shows | Lun, 31 de Oct de 2016

Calamaro en el Broadway: Himnos de su corazón

 

En un artista que siempre ha ido, como lo define su apodo, en contra de la corriente, estimulado desde su necesidad artística más que desde cualquier movida comercial, esta nueva propuesta de Andrés Calamaro no debería sorprender a nadie. Esta Licencia Para Cantar que se tomó no es más que otra jugada en la que se permite explorar repertorio propio y ajeno desde otro lugar, como si fuera una especie de crooner o, en criollo, trovador experimentado. Postura que, en el medio de sus cincuenta años, le sienta muy bien, con el aplomo y la sobriedad suficiente para ejecutar esas canciones con responsabilidad, respeto y estilo propio.

Este formato más íntimo es el que lo está llevando por varios teatros de Latinoamérica y el país, y lo trajo el domingo al teatro Broadway, en una función que agotó localidades con dos semanas de anticipación. El último show de Calamaro en Rosario había sido el 25 de mayo de 2013 en Metropolitano, fue de los eléctricos y multitudinarios a los que nos tiene acostumbrados. Para ir a la última vez que Calamaro se presentó en un teatro rosarino, hay que viajar bastante más atrás en el tiempo, casi veinte años, a la presentación de “Alta suciedad” en El Círculo, en noviembre de 1997, disco que inauguraba la segunda etapa de su carrera solista, después de Los Rodríguez.

“Romaphonic Sessions” es el tercer volumen de Grabaciones Encontradas, que llega veinte años después de aquellas joyas de la discografía del Salmón, publicadas en los años ´94 y ´96, discos de culto para los fanáticos de la primera hora. Esta tercera entrega, fruto del trabajo con el pianista Germán Wiedemer, nació con la idea de presentarse con una propuesta diferente, cuando lo convocaron para ser soporte de un show de Bob Dylan en San Sebastián. Los dos se metieron un par de días en esos estudios (ex Circo Beat, de Fito Páez) con la idea de explorar un repertorio distinto, que mezcla versiones de temas propios con homenajes que Calamaro siempre ha hecho. Esta gira funciona también como presentación formal del trabajo, ya que en el show desfilaron siete de las diez canciones del mismo.

De elegante traje oscuro y lentes negros, Calamaro se presentó en escena acompañado por Wiedemer en teclados, Antonio Miguel en contrabajo y Martín Bruhn en percusión. La propuesta sobrevuela los tiempos de “El Cantante” (2004), de hecho el inicio del show fue con tres temas de ese trabajo, que marcó un renacimiento para El Salmón. "La libertad", "Algo contigo" de Chico Novarro y "Estadio Azteca", una detrás de la otra, mientras Calamaro se limitaba a acompañar con su armónica o melódica, o a tomar una taza de café o sentarse por un segundo, como si estuviera en el living de su casa.

 

 

De esos tiempos es también su disco de tangos “Tinta roja” (2006), y los tangos también tienen mucho que ver con esta propuesta. Calamaro se considera un cantante de tangos, no de tango. La pequeña diferencia entre el singular y el plural es la sutileza que explica su admiración por el género, y su preferencia por cantar aquellos con los que se siente cómodo, sin creerse un especialista en la materia. "7 segundos" se pegó a "El día que me quieras", idéntica a la versión de “Romaphonic Sessions”, del cual también rescató "Garúa" de Troilo/Cadícamo.

En este plan, celebratorio de la canción popular argentina en general, "Piedra y camino" de Atahualpa Yupanqui, se mezcló con canciones propias como "Copa rota", siendo el marco ideal para este rescate emotivo de los primeros Rodríguez, y con una versión de "Bohemio", tema que le da título a su último disco de estudios. Con "Milonga del trovador" de Piazzola/Ferrer, que forma parte de “Romaphonic…” y también había publicado en “Tinta roja”, Calamaro destacó el alma "de argentino y de cantor", e intentó dividir el show en dos, concluyendo con los cantores argentinos y rescatando la figura del "rosarino y cantor" Litto Nebbia.

Mostrando quizás una fidelidad mayor por las versiones originales de los temas ajenos, y adaptando más los propios, Calamaro brilló con "Carnaval de Brasil" y "El tercio de los sueños", esta última con referencia a la caza de animales en extinción. El Salmón reflotó uno de los temas de la semana, que tuvo como protagonista a Matías Garfunkel, con quién había tenido una pelea mediática años atrás. "Tuyo siempre" se dobla pero no se rompe, si había sufrido una transformación para El regreso (2005) con el inyección cumbiera de La Bersuit, ahora se adapta perfectamente a este formato. El público, que escuchaba atentamente y en silencio, pero tiene incorporada esa versión, pareció encenderse por un momento.

 

La impecable, y probablemente inesperada, versión de "Himno de mi corazón" fue uno de los grandes aciertos de la lista de temas. Después de reunir a los integrantes sobrevivientes de Los abuelos de la Nada el sábado anterior, en el show eléctrico del Personal Fest, el tema funcionó naturalmente como homenaje a Miguel Abuelo. Además, Calamaro les dedicó el concierto a Diego Maradona, en el día de su cumpleaños, y a Julio Iglesias, que se estaba presentando en la ciudad en ese mismo momento. Ya en los bises, otro homenaje, a Litto Nebbia con "Nueva zamba para mi tierra", que abre “Romaphonic...”, y el final con "Crímenes perfectos", el último de los 22 temas, que comprimió en menos de dos horas de show.

Calamaro siempre reivindicó y homenajeó a la canción popular argentina, no es la primera vez que lo hace. Sí fue quizás la primera vez que se transformó en una gira. Algunos habrán extrañado el formato tradicional de guitarras y banda de rock, pero la propuesta mantuvo la atención de un público que escuchó con atención y respeto. La posibilidad de volver a verlo en un teatro, con los niveles de masividad que ha alcanzado, también es destacable. Andrés Calamaro se puede tomar cualquier tipo de licencia para cantar, y nosotros para disfrutarlo.

 

 

La lista de temas de Andrés Calamaro en el Teatro Broadway (30/10/2016)

La Libertad
Algo Contigo
Estadio Azteca
7 Segundos - El Día Que Me Quieras
Ansia En Plaza Francia
Garúa
Piedra Y Camino
Copa Rota
Bohemio
Milonga Del Trovador
Carnaval De Brasil
El Tercio De Los Sueños
Los Aviones
Tuyo Siempre
Para No Olvidar
Himno De Mi Corazón
Flaca
Paloma

Bises

Nueva Zamba Para Mi Tierra
Mi Enfermedad
Media Verónica
Crímenes Perfectos

 

 

Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 39 años
Fotos por:
Cecilia Córdoba
Mujer, 31 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo