Registrarme
Entrevistas | Jue, 24 de Ago de 2017

El pasado, presente y futuro de Zona Ganjah


“Hoy siento mucha confianza en la gente con la que estoy trabajando y empiezo a dejar que participen de la parte creativa”, así definió José Gahona, creador de Zona Ganjah, a la nueva etapa que comienza a transitar este viejo proyecto nacido en los límites argentos trasandinos. Su líder, vocalista y compositor dialogó con RosarioRock.com y adelantó que se encuentran en nueva etapa compositiva.

Si bien todo sigue pasando por su creatividad, admitió que sus músicos comienzan a tener un rol fundamental a la hora de darle vida a las letras y canciones de ZG. “Si una canción no deja una enseñanza, prefiero que sea instrumental”, afirmó el músico admitiendo que este requisito es regla de oro en la obra de Zona Ganjah. También valoró su acercamiento a los medios de comunicación para estar en contacto con sus seguidores, defendió su trayectoria como musico independiente y confesó ser un fanático de la tecnología desde sus comienzos. “Uno de los defecto de la movida independiente era que no podías difundir tu trabajo, no todos teníamos accesos. Con el tiempo Internet se masificó y se transformó en algo muy sustentable que te permite crecer en todo sentido.”, declaró al respecto.

Durante mucho tiempo estuviste lejos de los medios de comunicación, no dabas entrevistas y hace unos años comenzaste a dar declaraciones. ¿Cómo te estas llevando con este contacto con la prensa, que en definitiva es un contacto el público que te sigue?
Estoy aprendiendo a valorar lo que es el contacto con la gente a través de la prensa, lo cual antes no lo apreciaba ni valoraba. Me gusta porque a veces se dan charlas interesantes y al mismo tiempo es lindo saber que del otro lado hay gente interesada, que puede llegar a sentirse interpelada.

¿Por qué te costó tanto establecer este contacto con la prensa?
No lo veía desde el punto de vista que hablar con un medio es como hablar con la gente. Intentaba llegar a la gente desde otros lugares pero no me daba cuenta que con los medios podía hacer lo mismo. Incluso creo que es más directo aún si lo analizamos desde las redes sociales. Por otro lado, estaba pensando qué quería hacer con mi música: guardármela o compartirla. Yo lo que quería y, aun hoy lo deseo, es que mi música llegue a todas partes. Ahí me di cuenta que la prensa también ayuda a que mi mensaje llegue a más gente.

Siempre te moviste de forma independiente desde 2002 y ya llevás unos años en esto, era interesante saber tu opinión al respecto. Hoy, con tu experiencia ¿qué es lo que más valoras de ser parte de una movida independiente propia, siendo que actualmente hay mucho movimiento de autogestión?
La mayor virtud es que, en el día a día, podés tomar tus propias decisiones y no estar bajo presión de una compañía que te pide cumplir lo que firmaste en un contrato. Cumplir con los tiempos que te imponen es muy complejo para trabajar artísticamente. No podés apurar una composición a los caprichos de una discográfica. Boicoteás tu trabajo porque terminás haciendo cualquier cosa.

¿Podrías mencionar algún defecto en tu experiencia como músico independiente?
En caso de haber defectos, tienen la virtud de que se fueron solucionando porque la “industria musical”, por mencionarlo de alguna manera, va mutando constantemente. Cuando yo empecé, claramente, no era como lo es hoy. No existían las plataformas de streaming, YouTube o Spotify. Era más complejo lograr compartir tu trabajo, se tornaba difícil en todos los frentes. Hoy eso ya dejó de ser un problema porque todos podemos acceder en forma sencilla, inmediata y económica, si se quiere. Se transformó en algo muy sustentable que te permite crecer en todo sentido. Eso era un defecto que con el tiempo se terminó acomodando.

Es casi obvio, pero ¿se aprende mucho con todo lo que hay al alcance de la mano gracias a Internet? ¿Cómo influye eso a la hora de componer?
Por supuesto. El mejor ejemplo es que con una computadora podés componer desde cualquier lugar. Si se te ocurre una idea, la grabás y listo. Entiendo y sé que mucha gente piensa que soy una persona totalmente ajena a la tecnología, lamento decepcionarlos (risas) pero soy todo lo contrario, de hecho soy fanático de la tecnología. Con contarte que el primer disco de Zona Ganjah lo pude hacer cuando compré mi primer computadora fue porque tuve acceso a los programas de grabación. Imagínate cuánto avanzó la tecnología que hoy puedo hacer lo mismo desde un teléfono celular arriba de un avión. Te permite reflejar la frescura del momento. Eso es genial.

Zona nació como un proyecto personal donde todo pasaba por tus manos y cabeza. ¿Hoy en día  funciona como banda, en el sentido más amplio de la palabra, o sigue siendo un proyecto personal?
Me gusta definirlo como un proyecto personal sustentado por una estructura grupal. El lado personal se sigue conservando porque sigo componiendo todas las canciones, a nivel musical y lírico. Sigo produciendo los discos, al punto de grabar todos los instrumentos. Por otro lado, se dio algo que nunca sucedió, o por lo menos a mí personalmente, que tiene que ver con el disco que ya empecé a grabar. Hoy siento mucha confianza en la gente con la que estoy trabajando, empiezo a dejar que participen de la parte creativa. No en la composición pero sí en acompañar lo instrumental. Tanto, que es muy probable que esta vez, por primera vez, cada músico grabe su parte, no como antes que yo grababa todo. Puede ser que ahora la cosa se abra un poco más y vayamos participando todos, al menos desde lo instrumental.

¿Podemos decir que se viene una nueva etapa en ZG?
Es muy probable. Intentar resaltar lo espontaneo, dejarse llevar, que es algo que me pasó durante toda mi carrera, pero ahora apuesto a lo colectivo.

Ya que estamos hablando de composiciones. ¿Qué no te permitís que falte en la lírica de la banda?
Que haya una moraleja, una enseñanza, que te deje un mensaje. Una canción que no te deja nada me parece que es mejor que sea instrumental.

¿Y desde lo musical?
Ahí no soy tan riguroso, por llamarlo de alguna manera. Estoy más abierto a fluir de manera que sea. Fíjate que en el último disco hice combinaciones que antes eran impensadas. Dependo mucho en lo que salga en el momento sin importar lo que hice en el anterior trabajo.

Y todo esto que decís ¿llegás a reflejarlo en el vivo?
Se refleja mucho la espontaneidad porque somos una banda que trabaja de una forma muy particular. No nos gusta estructurarnos sino que preferimos dejarnos fluir, improvisar, elegir temas que están fuera de la lista de temas. Nos gusta darle ese condimento especial al vivo. Intentamos no mecanizarnos y buscar la sorpresa siempre. Sino vamos a terminar siendo algo monótono.

En ese caso ¿cómo será el show en Rosario?
Hemos seleccionados la canciones más power. Dentro de todos los temas que tenemos apuntamos a los puntos más altos, enérgicos si se quiere.

Para cerrar con un juego. Si tuvieses que elegir una canción que represente la esencia de la banda, ¿Cuál elegirías y por qué?
Me parece que la canción que más representa a la banda es “Vibra Positiva”. Creo que la gente relaciona a la banda con un concepto de optimismo, es la sensación que más queda luego de un concierto nuestro. Creo que esa es la que más representa ese concepto. Lo paradójico es que es la que peor suena (en cuanto a la grabación) pero pese a todo es la que más lejos llegó y abrió muchas puertas en las perspectivas de la gente. Es curioso ahora que lo pienso. Incluso como productor siendo que cada día me pongo más exquisito. Aun así la que más lejos llegó es la que tiene menos producción técnica.

El #ZGTour2017 llega este sábado 26 de agosto a las 20 hs. a Teatro Vorterix Rosario (Salta 3519) y las entradas anticipadas con descuento están a la venta en Music Shop (Sarmiento 780), Utopía (Maipú 778) y Amadeus (Córdoba 1369).

 

Escrito por:
José Luis Morelli
Hombre, 26 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo