Registrarme
Noticias | Vie, 29 de Sep de 2017

The Cult en Rosario: El sonido y la furia

 

La de Ian Astbury y Billy Duffy es de esas sociedades indestructibles y fundamentales de cantante/frontman y guitarrista dentro de la historia del hard rock británico, de esas que sale un nombre, y automáticamente después el otro. Después de haber publicado, en la década del `80, discos que hoy son clásicos, The Cult sigue girando. En una nueva excursión por Sudamérica, los ingleses volvieron a Rosario con la excusa de la presentación oficial de “Hidden City”, el décimo disco de estudios de la banda, además de desempolvar clásicos inoxidables. El show del miércoles, en uno de los salones anexos al principal en Metropolitano, fue el segundo de The Cult en Rosario, después de aquel que habían dado en Willie Dixon, el 7 de mayo de 2011.

Después de la presentación de los locales Xpiral como banda telonera, "Wild Flower" marcó el comienzo del show, dieciocho minutos pasadas las nueve de la noche. Se trataba del primero en Argentina (visitarán también Mendoza, Córdoba y Buenos Aires). El pañuelo le cubría toda la frente a un Ian Astbury con campera de cuero y en una mejor forma física al que nos visitó en Dixon hace seis años. Su voz cristalina, apabullante, empezó a brillar desde el principio, mientras Billy Duffy, con look barba candado, era el complemento ideal para los firuletes vocales del frontman. Le siguió "Rain" y seguida "Dark Energy", primer tema de “Hidden City” en la noche. Recién ahí el cantante saludó con un tímido "Buenas noches Rosario", en un principio Astbury se mostraba más bien concentrado en su rol, interactuando poco con el público, algo que fue cambiando con el correr de las canciones, y que ya se pudo notar en la siguiente "Peace Dog".

El Metropolitano tuvo un escenario minimalista, donde no había ni pantallas gigantes ni nada que desviara la vista y la atención de lo musical, el atractivo eran solo cinco personas escupiendo hard rock del más puro. The Cult llegó con una formación distinta de la de su anterior show en la ciudad. El bajista australiano Grant Fitzpatrick reemplazó en 2015 a Chris Wyse (que estuvo en Rosario en febrero pasado con Ace Frehley) y Damon Fox como acompañante en guitarras y teclados. En la batería siempre el estadounidense (y de extenso CV) John Tempesta.

En una lista compuesta mayormente por clásicos, "Nirvana" levantó la temperatura, y los climas de la versión extendida de "Birds Of Paradise", la segunda de “Hidden City” en la noche, concluyeron con un literal "hasta la victoria siempre. Ernesto Che Guevara". Fue la primera referencia de Ian Astbury a uno de los referentes de esta ciudad de quien es fanático (de hecho uno de sus hijos se llama Che). Seguida llegó "Deeply Ordered Chaos", tercera de las canciones nuevas, escrita como homenaje por la tragedia en el Teatro Bataclán de París.

La euforia de los clásicos "Sweet Soul Sister" y "She Sells Sanctuary", uno detrás del otro, marcaron un crescendo emotivo, completado con el "olé, olé, olé Messi, Messi" del mismo Astbury, corrigiendo al público que cantaba por su propia banda, en otra referencia local, para otro de sus ídolos. Además, otra conexión futbolera con el país, ya que el nombre del último disco no es más que la traducción literal de Ciudad Oculta, que decidió después de que ver ese nombre en un festejo de gol de Carlos Tévez, debajo de la camiseta de la Juventus.

Para los bises dejaron "King Contrary Man", la furia de "GOAT" (cuarta y última de las nuevas) y el final con "Love Removal Machine", —la sexta canción de “Electric”, el disco del cual más tocaron, en una lista de temas que se apoyó también en “Love”, además del nuevo disco— para redondear un show sólido, impecable, sin fisuras de principio a fin. Un poco corto, es verdad, de dieciséis canciones en casi una hora y media, pero lo mismo que vienen haciendo en toda la gira, y que les alcanzó para demostrar todo el potencial que tienen para dar.

"Gracias por venir, gracias por apoyar a la banda", la presentación de los músicos, y la invitación a los demás shows en el país, así se despidieron. Ante las quejas eternas por la falta de shows internacionales que nunca terminan de inundar la ciudad (más aun con la reciente decepción por la cancelación de Aerosmith), hay que valorar visitas como estas, donde grupos que tocan en otras ciudades en lugares más grandes (lo van a hacer en el Luna Park en Capital, por ejemplo) llegan a Rosario para presentarse en reductos de menos de mil personas. Eso sucedió el miércoles con The Cult, por segunda vez, y fue todo un lujo.

 

La lista de temas de The Cult en Metropolitano (27/09/2017)

Wild Flower
Rain
Dark Energy
Peace Dog
Lil´ Evil
Nirvana
Birds Of Paradise
Deeply Ordered Chaos
Phoenix
Rise
Sweet Soul Sister
She Sells Sanctuary
Fire Woman

Bises

King Contrary Man
GOAT
Love Removal Machine

Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 39 años
Fotos por:
Cecilia Córdoba
Mujer, 31 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo