Registrarme
Entrevistas | Vie, 2 de Ago de 2013

''Rata es una institución del rock metálico en español'' Walter Giardino dixit

Walter Giardino va de frente. Si tiene que decir algo lo dice sin miramientos. No es modesto pero razón no le falta. Lo que sucede es que tiene un curriculum amplio que le permite ciertas licencias. Es decir, forma parte de Rata Blanca, la banda que llevó al heavy argentino a su pico máximo de popularidad no solo en el país sino en el mundo: en España fueron catalogados varias veces como la mejor banda del metal en español. Giraron por todo el globo, tocaron con Glenn Hughes y Joe Lynn Turner; el disco Magos Espadas y Rosas vendió más de 6 millones de copias y la lista sigue. Walter tiene un sólido respaldo de más de dos décadas. Y por si fuera poco es y fue el paradigma criollo de violero-divo virtuoso, el guitar hero por excelencia del país, embebido por la influencia de otros dioses como Ritchie Blackmore e Yngwie Malmsteen.

Sin embargo hay dos cualidades que sobresalen del resto: una fuerte disciplina y una firme convicción personal. Es la suma de ambas características lo que permitió que Giardino pudiera mantener encendida la llama de Rata Blanca por más de 25 años de carrera, salvo por el hiato comprendido entre 1997 y 2000 cuando el músico armó Walter Giardino Temple  un super proyecto que también incluía al actual batero de Rata, Fernando Scarcella.

Pasaron muchas cosas en el medio, obvio. Cambios en la formación. Giras maratónicas, shows en estadios ante más de 20 mil personas. Recitales en bailantas. Una presentación en lo de Tinelli. Dólares, fama, prestigio. Los Rata hace mucho que tocaron el cielo con las manos y, hoy 25 años más tarde, se dedican a festejar sus Bodas de Plata de la mejor manera: agotando entradas, con un público renovado, sonando realmente bien y con perspectivas a futuro.

En medio de una intensa gira por la Argentina, que comprenderá del sur al norte del país, el célebre combo rocker llega a Rosario para continuar festejando junto al público local. Días antes del arribo del grupo, RosarioRock.com charló con el hechicero de la seis cuerdas - Walter Giardino,claro está- que habló de todo y de todos. Esto es lo que dijo:

¿Cómo encuentran estos 25 años de vida a Rata Blanca?
Realmente muy bien. Estamos muy contentos porque nos encontramos tocando mucho y la respuesta de la gente es increíble. Nos sentimos muy felices porque venimos haciendo conciertos sold out en casi todos los lugares donde nos presentamos y estamos armando una gira bastante grande por Argentina y varios países de Latinoamérica. Es un momento de mucho disfrute.

Se ve como un renacer del fanatismo por el grupo en Argentina. ¿Lo sentís así?
Yo creo que Rata ha hecho muchísimas cosas desde que se volvió a reunir en el 2000 y quizás los medios ahora están haciendo un poco más de hincapié y revalorizando nuestro trabajo pero realmente nosotros estuvimos laburando muchísimo con muchos shows, giras y discos. Quizás en este momento tengamos más asistencia de público, puede ser.

¿Cómo viviste el show de los 25 años en el  Estadio Malvinas Argentinas?
Fue muy emotivo, un premio a la banda misma, a lo que significa Rata Blanca para la música en Argentina y Latinoamérica. Creo que el grupo se merecía esto. Volvimos a tocar con antiguos compañeros y la experiencia estuvo bárbara. Lo importante es que la música sigue vigente y las canciones conservan la misma energía. Además, como vos mencionaste, es importante la renovación del público. Hay muchos chicos que se vienen sumando al público de Rata y lo han reciclado por completo. Eso habla de que nuestra música perduró en el tiempo.

¿Te quedan cuentas pendientes con Rata Blanca?
(Piensa) Algunas cosas deben quedar por hacer. Las marcas que se lograron ya son parte de la historia. Está bueno eso pero no hay que vivir en el pasado. Me retiraría si pensara así. Si bien tenemos una historia larga y exitosa no nos quedamos con eso. Creo que por delante hay un montón de cosas para seguir haciendo y de hecho hacia ahí vamos. Sabemos que los fans están esperando otro disco del grupo. Los álbumes los tomamos muy en serio así que nuestros seguidores pueden esperar un disco con toda la intención.

Es difícil mantener una banda unida por 25 años. Contáme cuál es el secreto.
Nos hemos separado igual (risas).

Claro, desde 1997 al 2000. De todas maneras, ¿cómo hicieron para mantenerse?
Hubo cambios de todas formas. En realidad al principió hicimos un pacto inicial, con pautas determinadas de trabajo que nos resultaron muy efectivas. Todos asumimos esa manera de ver la cosas; los que no estuvieron de acuerdo no están más en el grupo y así… En realidad nunca tenemos discusiones malas, a lo mejor hay cosas en las que uno no está conforme o que se tienen que mejorar, no solo referidas a cuestiones musicales sino operativas o económicas. Todo se habla y además hemos aprendido a valorar el grupo en el que estamos. Rata es una institución en la historia del rock metálico en español. Ahora estamos más conscientes de eso. Quizás en los 90’ vivíamos otra realidad o no sabíamos muy bien qué estaba pasando.

¿Qué es lo que le falta al metal argentino para poder desarrollarse?
Creo que le falta ser más realista con respecto a la parte imaginativa de lo que es el heavy metal. El fundamentalismo en el metal siempre fue muy destructivo. Llevó a creerse cosas que no son reales.
En la imaginación se suponen cosas que nunca fueron reales como ser que un grupo de metal no debe llegar a ciertos lugares. Son cosas que no tienen ningún fundamento. Cuando los músicos tienen personalidad y son  reales a pesar de lo que puedan pensar los otros, ahí las cosas se liberan. Esto es música. Sí, hay una filosofía y un mensaje, por supuesto, nunca lo negamos. Rata no es magos, espadas y mujeres amantes (risas). Hay un montón de filosofías en nuestra música. Todos esos rollos hacen que el mismo metal argentino sucumba ante estos dobles discursos. Es curioso pero al final el pez por la boca muere. Hay un nuevo gurú en el metal argentino que es Beto Casella. Yo no tengo problema con eso. Lo que no me gusta a mí es la mala leche, que se diga que Rata Blanca tocó en lo de Tinelli. Bueno, sí, tocó en lo de Tinelli, ¿qué problema hay? Además en Tinelli estuvieron Kiss, Pappo, Poison. Pappo estuvo en una novela. Si Barilari aparece mañana en una novela haciendo un personaje parecería como que eso estaría mal. Yo no lo vería bien tampoco pero nunca lo voy a condenar. Cada uno es libre de hacer lo que quiera.

Acá en Argentina hay fuertes convencionalismos que le hacen mal al metal e inclusive a otros estilos de música.
Sí, no te olvides que Rata fue una banda que escaló tan alto al punto de sacarle la corona al pop en su momento. Eso tampoco lo perdonaron y es como que ahí estábamos muy solos pensando ´¿Qué hicimos mal?´. Y bueno, no hicimos nada mal. Lo que sucede es que Argentina es un país donde el heavy metal era amateur. Pappo hizo cosas con Riff pero nunca llegó al lugar que después se estableció con Rata con respecto a empezar y terminar un show con toda la gente y el lugar entero. Eso parecía imposible en el 85’, cuando existía un grupo de loquitos que venían, rompian todo y estropeaban el trabajo de los músicos. Nosotros no permitimos eso y literalmente a todos estos los echamos a patadas. Tocamos para gente que entendiera lo que estábamos haciendo.

¿Pensás que hay poca cultura musical en la Argentina actualmente? Últimamente han surgido algunos grupos en los cuales no se hace hincapié precisamente en la correcta ejecución de los instrumentos y la calidad artística. Más bien parece lo contrario.
Acá hay una realidad. A veces no se defienden las posiciones reales. Muchas veces es más importante el histrionismo que el talento. Porque causa gracia, seduce o lo que sea. Creo que los medios están directamente vinculados a esa decadencia. Habitualmente tenés a un personaje que es mediático porque hace cierta cantidad de cosas que gustan a la gente pero resulta que en el fondo no suma culturalmente. Muchas veces importa más eso que el tipo que no cae en escándalos o que no genera un personaje. De todas las bandas grandes del mundo que yo recuerdo ninguno de sus integrantes eran tipos llamativamente estrambóticos: hablo de los Deep Purple o Led Zeppelin. Eran tipos que más bien hacían su carrera desde el talento musical y su potencia creativa, no desde el escándalo propiamente dicho.
Acá, se hacen cosas raras, ¿no? Hicieron hasta una película de Tanguito. Tanguito fue un pibe pobre que le hubiese gustado ser músico y terminó siendo comido ni siquiera por el rock and roll sino por sus alrededores. Él no era parte de una movida artística real. Yo no tengo problema que hagan eso pero, ¿de Piazolla no hacemos una película? ¿Y una de Oscar Alemán, no? A ver, el heavy metal argentino, ¿qué es? El tipo que escucha Megadeth no escucha igual que el que escucha música argentina porque al heavy argentino se lo escucha ideológicamente, no musicalmente. Entonces es así: si vos decís lo que decís pero no suena bien, no importa porque vos ahí gritás, “Eh, la puta madre que los parió”. Bueno, ponele que te banquen. Por otra parte también se ve la calidad de las bandas que vienen de afuera y que vienen a hacer su trabajo adecuadamente. La pregunta es: ¿Podemos escuchar y reconocer a los que tocamos bien acá y los que tocan bien afuera? ¿O resulta que Rata Blanca es grasa porque fue a Tinelli? ¿Qué se creen, que AC/DC nunca hizo un playback?

El último disco fue la reedición del 20º aniversario de Magos, Espadas y Rosas. Supongo que ya deben estar trabajando en un futuro material…
Estamos a empezar a acomodar las ideas. Lo que sucede es que no queremos arrancar con eso hasta que no solucionemos algunas cuestiones de gente que tenía que ver con el entorno inmediato del grupo. Al margen de eso queremos desarrollar una buena propuesta y trabajar con personas que hagan las cosas bien. En Argentina trabajamos con Tocka Discos y, no es que ellos hayan hecho mal las cosas, pero lo que sucede es que nosotros tenemos un montón de países que trabajar además de nuestro país. Estamos esperando que las cosas se puedan acomodar para que el disco salga de manera sincronizada en Argentina, Latinoamérica y Europa.
Este año estamos tocando un montón y armamos una gira nacional de norte a sur lo cual nos da muchas ganas de tocar. También estamos contentos porque vamos a brindar un show en un nuevo lugar en Rosario como es Club Brown. Lo vi por Internet y me pareció muy lindo.

Me imagino que van a venir con todos los ingredientes para festejar sus 25 años a lo grande en Rosario.
Sí, nosotros nunca nos guardamos nada. El grupo siempre tiene una entrega al cien por ciento. Haremos un set list diferente pero al mismo tiempo sabemos que hay canciones que no pueden salir nunca porque son las que vienen a escuchar la gente. De esa manera, la pasamos bien nosotros también y no se genera algo rutinario. Tratamos de escaparle a eso.

¿Qué recuerdos tenés de esta ciudad?
Rosario fue la primera ciudad en la que tocamos por fuera de la Capital. Tiene un lugar especial para nosotros y siempre lo tuvo. En un momento nos costó el público de local pero hoy en día no hay ningún rollo y vemos que la gente se va sumando cada vez más. Estamos muy felices y esperamos lo mejor para esa noche.

Rata Blanca - "El Reino Olvidado":


Rata Blanca - Encuentro en El Estudio:

  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo